En Gastronoming no somos nuevos en el mundo Risotto, de hecho en la web ya tenemos unos cuantos en nuestro haber, pero este Risotto de calabaza, champiñones y azafrán no solo está de escándalo, si no que es un plato de plena temporada, una temporada en dónde empiezan a “florecer” el color naranja y derivados por doquier, es que lo que tiene el otoño y para combatir las tardes frescas de viento norte nada mejor que recetas con calabaza, un alimento con infinidad de opciones par la gastronomía, por ejemplo, una reconstituyente Crema de calabaza asada,  o si eres de postres, ¿Qué tal este Bizcocho de Calabaza? Para esta ocasión, usaremos la calabaza para nuestro risotto, un arroz cremoso de aromas y sabores sutiles que te resistirás a dejar de comerlo. Este risotto tiene una combinación sencilla pero al parecer creada para rozar la perfección en su sabor, lo bien que se incorporan y equilibran los sabores de sus ingredientes una vez resuelta la receta. Ahí nos damos cuenta de la versatilidad de la calabaza en la cocina, sea como ingrediente principal, o secundarios, en cremas, purés, platos principales o postres, le da igual salado que dulce, es muy nutritivo, es económico y fácil de usar, ¿Qué más le podemos pedir a un alimento? Anímate a cruzar barreras y prepara este risotto que bien podrás consumirlo como plato principal, primer plato o como acompañamiento, suma ya la calabaza a tu dieta, solo tiene ventajas.

RECETA Nº 273 – RISOTTO DE CALABAZA, CHAMPIÑONES Y AZAFRÁN

  • Raciones: 4-5 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 8 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Arroces y pastas
  • Familia: Arroz
  • Sub Familia: Carnaroli, Vialone nano o Arborio
  • Cocción: Sauté/cazuela

INGREDIENTES

  • 400 gr arroz Carnaroli, Vialone, nano, Arborio, Baldo…
  • 300 gr de calabaza sin pipas ni piel cortada en dados pequeños
  • 200 gr champiñones frescos laminados
  • 1 gr hebras de azafrán
  • 1 cebolla blanca pequeña picada muy fino
  • 150 ml de vino blanco seco
  • 1,5 l verduras o agua (caliente)
  • 60 gr queso Parmesano rallado
  • 30 gr de mantequilla
  • 5 cs AOVE
  • ½ cc sal marina (ojo a la sal del queso, ir poco a poco)
  • 1 cc pimienta negra recién molida

PREPARACIÓN

1. Primero vamos a encargarnos de la calabaza, una vez pelada y cortada la coceremos con 400 ml de caldo de verduras hasta que quede bien blanda, unos 10 minutos aproximadamente. Una vez cocida, la trituramos y hacemos una crema ligera de calabaza. Reservamos.

2. En una cazuela o sauté añadimos 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra y a fuego medio doramos la cebolla picada finamente.

3. Cuando la cebolla haya cogido color añadimos los champiñones laminados, un pizca de sal y cocinamos hasta dorar bien. Reservamos.

4. Empezamos con el arroz, en la misma sauté que usamos para los champiñones, añadimos 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y siempre a fuego medio durante todo el proceso perlamos el arroz, cuando empiece a blanquear, hacemos un espacio en el centro y añadimos el azafrán y lo doramos, mezclamos bien todo y cuando el arroz se haya sellado agregamos el vino blanco, movemos y esperamos un par de minutos a que evapore el alcohol.

5. Es momento de añadir el puré de calabaza y remover suavemente un par de minutos más.

6. A partir de ahora empezaremos con el juego de añadir caldo, remover y reducir para cocinar el arroz añadiendo el caldo por tandas poco a poco hasta que se cocine el arroz, esto durará unos 20 minutos. Cuanto el arroz esté casi al dente agregamos los champiñones, incorporamos bien.

7. Agregamos el queso parmesano, seguimos moviendo para incorporar.

8. Terminamos añadiendo la mantequilla para juntar todos los ingredientes y que el risotto nos quede brillante y cremoso. Apagamos el fuego y servimos inmediatamente, podemos usar una flor de calabaza para decorar y un poco más de queso parmesano por encima.

NOTAS

En cuanto a las variantes que puedas hacer, en caso de no tener azafrán, puedes usar una cucharadita de cúrcuma. Añadir un poco de queso Gorgonzola a esta preparación puede maximizar su sabor si es que te gusta el queso azul, cuidado con la fuerza del sabor del queso y sobre todo con la sal, la verdad que el queso Gorgonzola es un ingrediente que va muy bien en esta receta. Recuerda usar un arroz apropiado para este tipo de preparaciones y sobre todo, por favor! no uses NATA para hacer un risotto, ni se te ocurra, eso es muy desagradable, los risottos NO llevan nata, ni para los principiantes está permitido. Además de alimentarte, con la calabaza que uses para esta receta con un poco de esfuerzo, algo de imginación y ganas, podrás usar lo que te sobra para la decoración de tu casa para esta fechas, para muestra…!