albóndigas de la muerteNo exagero si te digo que estas Albóndigas de la muerte están dentro del Top ten de las recetas que hemos publicado en Gastronoming es que están de muerte, perdón por el chiste fácil pero es que además es verdad! lo del nombre te queda claro ¿No? no solo por que están de muerte, si no porque llevan trompetas de la muerte… bueno ok, no voy a negar que la receta es algo laboriosa, no te desanimes, he dicho “algo”, tampoco es para tanto, sobre todo para el escandaloso resultado, unas albóndigas muy sabrosas, de un sabor muy particular gracias a las trompetas de la muerte y con una salsa que te harán llorar del gusto, una receta original de Gastronoming que tendrás que repetir varias veces, eso te lo aseguro. Es cierto que las setas muy económicas no son, pero acabado el verano y con el principio del otoño, con alguna lluvia y días soleados a intervalos, damos por inaugurada la temporada de setas, con la suerte que tenemos de ir al monte a cogerlas nosotros mismos, con esfuerzo, pero con la satisfacción de hacerlo con nuestras manos, otros no tienen tanta suerte ya que solo pueden conseguir setas con dificultad, a precios desorbitados o deshidratadas. Las trompetas son setas que de manera muy habitual son secadas para poder consumirlas a lo largo del año, para esto solo tienes que extender las setas sobre una bolsa de papel o papel periódico y exponerlas al sol cerca de una ventana o a una fuente de calor como un radiador o calefactor, poco a poco verás como se van secando y van cambiando de color, cogiendo notas blanquecinas en su recubrimiento (adjunto foto al final del post), cuando vuelvas usarlas mas adelante, tendrás que re hidratarlas simplemente sumergiéndolas en agua, es el único caso en el cual se recomienda que las setas tengan contacto con agua. Para esta receta las expusimos al sol un par de días sin que lleguen a secarse y así no tener que re hidratarlas, con esto, las setas ganan mucho sabor, para estas albóndigas también podrás hacerlas con las setas completamente frescas sin ningún problema.

RECETA Nº 237 – ALBÓNDIGAS DE LA MUERTE

  • Raciones: 4 personas
  • Dificultad: Medio
  • Preparación: 40 minutos
  • Tiempo de cocción: 40 minutos
  • Coste: Medio
  • Tipo: Carnes Recetas con setas
  • Familia: Ternera y cerdo
  • Sub Familia: Picadillo
  • Cocción: Cazuela

INGREDIENTES

  • 1oo gr trompetas de la muerte
  • 250 gr carne de ternera picada
  • 250 gr carne de cerdo picada
  • 1½ cebolla roja picada muy fino
  • 2 cs (1 hueso) tuétano
  • ½ l caldo de carne
  • 1 cs pasta de tomate concentrado
  • 4 cs aceite de oliva
  • 1 cs tomillo fresco
  • 4 dientes de ajo triturados
  • 60 gr queso parmesano rallado muy fino
  • 30 gr (1 trozo) pan (puede ser del día anterior)
  • 4 cs leche entera
  • ½ tomate mediano carnoso y muy maduro picado muy fino
  • 1 huevo M
  • ½ tz harina común
  • 1 cp orégano seco
  • ¼ cp comino molido
  • 1 cp sal marina
  • 100 ml vino tinto
  • 2 pzc pimienta negra molida
  • Puré rústico de patatas para acompañar (opcional)

PREPARACIÓN

1. Ya sabes que cuando cocinamos con setas lo primero que debemos hacer es limpiarlas, en este caso lo haremos con ayuda de unas tijeras les cortaremos el extremo de abajo y quitamos el posible exceso de tierra que puedan tener.

2. Ahora, con una cucharilla sacamos el tuétano de los huesos, esto será mucho más fácil si estos llevan fuera del frigorífico, como cortar mantequilla con un cuchillo caliente. Reservamos.

3. Rompemos o cortamos en trozos muy pequeños el pan y lo dejamos remojando en la leche. Reservamos

4. Es momento de picar fino nuestras trompetas, deja un puñado de las más pequeñas sin picar para agregar a la salsa y que se vean. Reservamos.

5. Con todo esto hecho, es hora de empezar a hacer nuestras albóndigas, para esto vamos a poner las carnes picadas en un bol amplio y añadiremos la mitad de las setas picadas, queso parmesano, orégano seco, comino molido, la mitad de la sal marina, un tercio de las cebollas picadas, la mitad de los ajos molidos, el pan remojado en leche que ya la habrá absorvido toda, el huevo, un poco de pimienta negra molida y mezclamos todo muy bien hasta tener una mezcla homogénea.

6. Con la mezcla hecha ya podemos empezar a hacer nuestras bolas del tamaño deseado, iremos mojándonos las manos de rato en rato para facilitar el trabajo y que no se nos pegue la carne a las manos, luego las pasamos por harina y reservamos, aún no tires la harina, usaremos algo más adelante.

7. En una cazuela amplia a fuego medio colocamos el aceite (aunque parezca poco aceite no uses más por lo que más quieras) y como es habitual en las recetas de albóndigas las doramos, en dos tandas si hace falta para que se hagan bien y las reservamos sobre papel absorbente de cocina.

8. En la misma cazuela, bajamos un par de puntos el fuego y sin limpiarla vamos a poner el tuétano para que se disuelva moviendo suavemente.

9. Aquí añadiremos los ajos, cebollas, doramos hasta que la cebolla transparente y seguidamente añadimos la otra mitad de las setas picadas.

10. Añadimos el tomate picado, las pasta de tomate, las hojas de tomillo, 2 cucharadas de harina, la que usamos anteriormente, sal y pimienta negra, doramos bien, esto irá reduciendo hasta hacerse una pasta, este es el momento de desglasar añadiendo el vino tino, movemos bien un par de minutos y echamos a la cazuela las setas pequeñas que habíamos reservado sin picar.

11. Agregamos a la cazuela nuestras albóndigas y rehogamos bien, subimos el fuego a medio-alto y agregamos el caldo hasta cubrir las albóndigas, dejamos así hasta que empiece a hervir, tapamos, bajamos a fuego bajo y dejaremos cocinar unos 15 minutos.

12. Apagamos el fuego, veremos que la salsa está algo espesa y muy brillante. Servimos acompañado de un puré rústico de patatas por ejemplo, una combinación excepcional.

albóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muertealbóndigas de la muerte

NOTAS

Pídele a tu carnicero de confianza que te corte una caña (hueso de vaca, fémur normalmente) de manera perpendicular para obtener el tuétano con mayor facilidad, poco más hay que agregar, para el puré rústico usa 4 patatas cocidas más bien grandes, prénsalas aún calientes con un tenedor, añade 20 gramos de mantequilla, sal, nuez moscada y vete añadiendo leche poco a poco hasta obtener la densidad deseada, no te pases con la leche, haz que el puré quede denso, añade una ramita de tomillo fresco y un par de trompetillas para decorar, prepárate para recibir aplausos, créeme, este trabajo vale de sobra la pena.

trompetas de la muerte deshidratadasCon este post participo en el reto de facilisimo recetas con setas