Vamos a hacer un Tomate frito casero o salsa de tomate con un sabor excepcional que no solo usaremos para comer tal cual, sino que nos servirá para hacer otras recetas, como base para una Salsa Bolognesa o unos ragús increíbles, para tus pizzas, unas tostadas deliciosas, para usarla con tus pastas, con una clásica polenta, con unos huevos fritos y punto o lo que se te ocurra, pero sobre todo, para usarla en lo que más nos gusta, en la base para hacer unos guisos más sabrosos y llenos de sabor. Esta receta es muy fácil de hacer, lo bueno sería hacer una gran cantidad ya que nos va a costar prácticamente el mismo esfuerzo, en esta ocasión hacemos uso de casi 3 kilos de tomate para obtener 1 litro de salsa, un Tomate frito hecho con una selección de los mejores y más maduros tomates de mi huerto, tú puedes usar los tomates que quieras pero que estén bien maduros por favor, te recomiendo los tomates tipo pera, Roma o San Marzano, pero sino los tienes, no te preocupes, se recomiendan estos tomates porque cuando están maduros tienen mucho sabor a tomate y aportan mucho dulzor, también usé un ramillete de albahaca fresca recién arrancada del huerto, más no se puede pedir, ah! sí, no escatimes en la calidad del aceite de oliva, usa el mejor aceite de oliva virgen extra que puedas permitirte y tendremos un resultado francamente excelso. Algo muy importante para obtener un resultado que marque la diferencia, es tener mucha paciencia y reducir al máximo nuestra salsa, a mayor reducción, más sabor obtendremos. Este tomate envasado herméticamente puede durar conservado en frío algo más de una semana, si quieres puede congelarla para usarla más adelante. Es una salsa base muy parecida a nuestra Salsa de tomate italiana pero esta es aún más básica si cabe, por eso, aunque podamos disfrutarla como está, aquí preferimos usarla para otras recetas.

RECETA Nº 313 – TOMATE FRITO

  • Raciones:  1 l 
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 10 minutos 
  • Tiempo de cocción: 3 horas
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Salsas y especias
  • Familia: Salsas
  • Sub Familia: Tomate
  • Cocción: Olla

INGREDIENTES

  • 2,8 kg tomates muy maduros
  • 100 ml AOVE
  • 3 dientes ajo picado muy fino
  • 1 ramillete albahaca fresca
  • 1 cc sal marina
  • 1 cs azúcar de caña o miel (opcional)

PREPARACIÓN

1. Comenzamos lavando los tomates, les quitamos los pedúnculos y los cortamos en cubos.

2. En una olla de fondo amplio colocamos el aceite de oliva, los ajos picados y los tomates cortados. Llevamos a fuego medio-alto unos 5-6 minutos.

3. Bajamos a fuego medio, añadimos sal, azúcar o miel si crees que le falta algo de dulzor a tus tomates o para contrarrestar si están muy ácidos. Dejamos cocinar sin tapar para que vaya evaporando el agua que contienen. 

4. Agregamos el ramillete de albahaca fresca y dejaremos cocinar por 2,5-3 horas o hasta que reduzca a un tercio desde el principio.

5. Rectificamos la sazón, retiramos del fuego y pasamos por un pasapurés, aquí se quedarán fuera las pieles, gran parte de las semillas y los tallos de la albahaca, por esto no nos preocupamos de quitarlas anteriormente.

6. Dejamos enfriar y guardamos en recipientes herméticos, guardaremos en frío hasta que lo necesitemos. 

NOTAS

Este tomate puedes ponerlos en botes y una vez pasteurizados podrás guardarlo mucho más tiempo, hasta un año si lo haces bien, así lo guardas en envases más pequeños y los vas usando según tu necesidad.

Ojo a este dato, si pasado el tiempo de cocción de esta receta, bajas uno o dos niveles la potencia del fuego y dejas cocinar moviendo eventualmente unas dos o tres horas más, habrás hecho tu propio tomate concentrado y podrás usarlo en infinidad de recetas.

Tomate frito

Receta nº 313
Tiempo de preparación10 min
Active Time3 h
Enfriar40 min
Tiempo total3 h 50 min
Plato: Salsas y especias
Cocina: Mediterranean
Keyword: Arroz, Yakimeshi, frito, marinara, salsa, tomate
Yield: 1 litro

Equipment

  • pasapurés

Materials

  • 2,8 kg tomate muy maduros
  • 100 ml AOVE
  • 3 dientes ajo picado muy fino
  • 1 ramillete albahaca fresca
  • 1 cc sal marina gorda
  • 1 cs azúcar de caña o miel opcional

Elaboración paso a paso

  • Comenzamos lavando los tomates, les quitamos los pedúnculos y los cortamos en cubos.

  • En una olla de fondo amplio colocamos el aceite de oliva, los ajos picados y los tomates cortados. Llevamos a fuego medio-alto unos 5-6 minutos.

  • Bajamos a fuego medio, añadimos sal, azúcar o miel si crees que le falta algo de dulzor a tus tomates o para contrarrestar si están muy ácidos. Dejamos cocinar sin tapar para que vaya evaporando el agua que contienen. 

  • Agregamos el ramillete de albahaca fresca y dejaremos cocinar por 2,5-3 horas o hasta que reduzca a un tercio desde el principio.

  • Rectificamos la sazón, retiramos del fuego y pasamos por un pasapurés, aquí se quedarán fuera las pieles, gran parte de las semillas y los tallos de la albahaca, por esto no nos preocupamos de quitarlas anteriormente.

  • Dejamos enfriar y guardamos en recipientes herméticos, guardaremos en frío hasta que lo necesitemos. 

Notas

Este tomate puedes ponerlos en botes y una vez pasteurizados podrás guardarlo mucho más tiempo, hasta un año si lo haces bien, así lo guardas en envases más pequeños y los vas usando según tu necesidad.
Ojo a este dato, si pasado el tiempo de cocción de esta receta, bajas uno o dos niveles la potencia del fuego y dejas cocinar moviendo eventualmente unas dos o tres horas más, habrás hecho tu propio tomate concentrado y podrás usarlo en infinidad de recetas.