Chorizos parrillerosLos chorizos parrilleros, chorizos criollos o tipo argentino, son ideales para asar a la parrilla, un embutido fácil de hacer en casa y ya que nos metemos en el lío ¿Por qué no hacer algo más de la cuenta? así que hacemos para dar de comer a todo el barrio, ésta receta es para 50 chorizos, si haces esta cantidad tendrás para una comida familiar enorme, para dar y regalar, o para abastecerte en parte para la temporada estival con una buena cantidad de barbacoas en la agenda, otra opción es hacer menos cantidad con los ingredientes de la receta proporcionales de igual manera, también sirven para congelar o como ya dije, para sorprender a las amistades con nuestras habilidades culinarias obsequiándoles nuestros chorizos caseros. Estos chorizos frescos son perfectos para iniciarse en la elaboración de embutidos caseros, tienen una elaboración sencilla, pocos ingredientes y accesibles económicamente, esto los hace idóneos para los noveles en la materia. En cuanto al uso de carnes te recomiendo usar cabeza de lomo, paleta o incluso pierna (es posible que necesites añadir algo menos grasa si no está limpia) y para el elemento graso, las recomendaciones son la panceta, el tocino o la papada, claro que libres de cuero, pelos y otras hierbas. Para la tripa a la hora de embutir es recomendable usar una tripa natural de 40 0 50 mm, estas vienen conservadas en sal así que habrá que limiarlas y desalarlas bien desde la noche anterior en agua fría o un par de horas antes cambiando varias veces el agua, recuerda lavarla por dentro pasando agua del grifo dentro de ella, tampoco está mal la opción de la tripa de colágeno, ambas son económicas y fáciles de conseguir. Si haces esta misma receta pero le añades más pimentón, ajo y sal, podrás orear los chorizos varios días, unos diez días más o menos en un lugar seco y fresco y usarlos para guisar por ejemplo o curarlos más tiempo y comerlo como chorizo secado, ya sabes, la sal y especias funcionan como conservantes naturales, con un curado mínimo de 20 días o con la ayuda de sal de cura. Las variantes son múltiples, poco a poco puedes ir variando la receta añadiendo pimentón picante, ahumado, cebolla en polvo, mejorana, curry, humo en polvo, cerveza, vino tinto, un chorrito de Armagnac o brandy, recetas que iremos presentando poco a poco aquí en Gastronoming, en fin, dependerá de tu imaginación y gusto. Anda, empieza a hacerlos y móntate unos choripanes al mas puro estilo argentino y a pecar como un hereje, total, una vez al año, no hace daño, te animo a que intentes hacerlos, créeme que no te arrepentirás!

RECETA Nº185 – CHORIZOS PARRILLEROS

  • Raciones: 50 unidades
  • Dificultad: Media
  • Preparación: 180 minutos (+24 horas de espera)
  • Cocción: 10 – 12 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Aperitivos
  • Familia: Chorizos
  • Sub familia: Chorizo fresco
  • Cocción: Parrilla

INGREDIENTES

  • 4 kilos de carne magra de cerdo (puedes usar cabezada de lomo, aguja o paleta)
  • 1 kilo de panceta (también puedes usar papada o tocino)
  • 8 metros de tripa natural
  • 100 gr sal fina
  • 40 gr pimentón dulce
  • 10 gr pimienta negra molida
  • 25 gr orégano seco
  • 20 gr ajo en polvo (o 5 dientes de ajo molido)
  • 5 gr nuez moscada molida
  • 5 gr semillas de hinojo
  • 100 ml vino blanco
  • 30 gr ají seco molido (opcional)
  • c/n Cuerda de cocina para bridar

PREPARACIÓN

1. Picar la carne y la panceta por el disco de molido grande y vamos depositando las carnes molidas en un bol grande para trabajar cómodamente.

2. Añadimos todo el resto de ingredientes a la carne y amasamos muy bien,  mezclar todo perfectamente masajeando la carne varios minutos hasta obtener una mezcla firme y homogénea.

3, Tapamos la mezcla con papel film y guardamos en frío durante 24 horas para que los sabores se potencien.

4. Dejamos en agua la tripa lavándola bien y cambiando el agua algunas veces para que quede desalada y bien limpia, no olvides limpiar la tripa por dentro poniendo el inicio en la boca del grifo.

5. Teniendo todo listo, es hora de embutir la tripa y hacer los chorizos, ponemos la mezcla en la embutidora y la tripa en la boquilla de salida atando el extremo primero con la tripa misma y luego con un poco de cuerda. Con una mano vamos introduciendo la carne y con la otra regulando la cantidad de carne que vamos metiendo en la tripa, ten paciencia y no desesperes, es mejor que la tripa no quede muy rellena ya que luego puedes ir regulando los chorizos a la hora de atarlos, de lo contrario si la llenas mucho es muy probable que se reviente la tripa.

6. Atamos nuestros chorizos con cuerda para bridar dejándolos de unos 10-12 cm de largo aproximadamente y ya los tendremos listos para asar sobre las brasas y disfrutar. Comer con pan y chimichurri para obtener un exquisito choripán.

Chorizos parrillerosChorizos parrillerosChorizos parrillerosChorizos parrillerosChorizos parrilleros

Chorizos parrillerosChorizos parrillerosChorizos parrillerosNOTAS

Si haces chorizos frescos no es recomendable pincharlos porque perderán sus jugos, pero, cuando los haces para curar sí se recomienda hacerlo pero con agujeros muy pequeños, a ser posible con un alfiler para que no quede aire dentro de la tripa, así al orearlos el aire lo hará su trabajo de curación. Estos chorizos son ideales para asar a la parrilla, esto no los exime de poder asarlos en el horno, fritos, a la plancha, incluso cocidos en agua, todas las opciones son validas ya que es un producto muy agradecido para las distintas técnicas de cocción.