Frittata de panceta y tomates deshidratadosEs la versión italiana de una tortilla francesa abierta o un quiche lorraine sin masa, ésta, se acostumbra hacer con varios rellenos, bien sean diversos vegetales, setas, quesos, embutidos,… una tortilla muy versátil, esponjosa y con muchísimo sabor, lo normal es hacerla por un lado en la sartén y terminarla la parte superior en el horno o en una salamandra. Un plato que posee mucho éxito en su país de origen, Italia, donde gozan de mayor popularidad la frittata di cipolle o la frittata di spaghetti, lo habitual era comer frittata los lunes, que se hacía con los espaguetis que sobraron del día anterior, cuando era costumbre hacer espaguetis con tomate todos los domingos, así como cocinar, carne asada con tomate y polenta, un clásico de las comidas familiares de los domingos italianos. Es muy plato rápido y fácil de hacer, dispuesto a aceptar los ingredientes que más te gusten y es muy económico, lo mejor, lo puedes comer desde el desayuno o hasta para una cena ligera, es el híbrido entre tortilla y pizza. Podría decirse que en Europa occidental están como máximas representantes la tortila francesa, la tortilla española de patatas y la frittata como la tortilla italiana.

RECETA Nº 155 – FRITTATA DE PANCETA Y TOMATES DESHIDRATADOS

  • Raciones: 4 raciones
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 3 minutos
  • Tiempo de cocción: 10 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Huevos y lacteos
  • Familia: Huevos
  • Sub Familia: Tortilla
  • Cocción: Sartén

INGREDIENTES

  • 8 huevos
  • 180 ml nata para cocinar
  • 180 gr panceta ahumada corta en tiras finas
  • 20 tomates semi deshidratados en aceite de oliva enteros
  • ½ tz. queso parmesano rallado fino
  • 1 cs orégano seco
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 pzc sal

PREPARACIÓN

1. Una vez cortado en tiras la panceta la mezclamos con los tomates semi deshidratados y los ponemos a freir sin aceite y a fuego fuerte en una sartén apta para horno. La grasa de la panceta y los jugos de los tomates serán suficientes para freirlos.

2. Mientras, en un bol, mezclamos los huevos, pimienta, sal, nata y orégano, batimos fuertemente con la intención de introducir aire a la mezcla para que quede más esponjosa. Reservamos.

3. Cuando los tomates y la pancetas estén bien fritos, añadimos la mezcla de los huevos, bajamos el fuego a medio bajo y precalentamos el horno a 240ºC, solo con el quemador de arriba.

4. Movemos constantemente los huevos hasta que se haga la parte de abajo y la parte superior quede líquida, unos 5 minutos.

5. Ahora rociamos el queso parmesano por encima de la frittata y metemos la sartén al horno durante 5 minutos, retiramos y servimos inmediatamente.

 Frittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratadosFrittata de panceta y tomates deshidratados

cc=cuchara café cp=cuchara postre cs=cuchara sopera tz=taza und=unidad pzc=pizca lchs=lonchas AOVE=aceite oliva virgen extra c/n=cantidad necesaria

NOTAS

Hay que tener cuidado con el punto de sal, recuerda que, tanto la panceta, como el parmesano, incluso los tomates pueden tener un punto de sal algo intenso. Es importante no sobre cocinar la frittata en el horno, sino se secará y no estará tan esponjosa ni jugosa como debería. Alguna sugerencias que puedes añadir a tu frittata son, prosciutto, espinacas, albahaca fresca, salmón, espárragos, champiñones, alcachofas, etc.