chorizos caserosEstos Chorizos Caseros son fáciles de preparar aunque den algo de trabajo pero, el resultado sin duda vale la pena, no hay mayor placer que comer lo que uno hace con sus propias manos, además, los chorizos son naturales, pudiendo elegir tu mismo los cortes de carne que más te gusten y sin conservantes, colorantes, ni saborizantes, así podrás comerlos con plena confianza y con la satisfacción de haberlos elaborado tu mismo. La libertad que tienes de usar bien sean cortes, tipos de carnes, especias, sabores y otras hierbas para hacerlos es una ventaja que otras recetas tradicionales no aceptan, un poco más de aquí, algo más de allá, otro ingrediente por aquí y las variantes en el sabor final pueden ser infinitas, que si les quieres dar un toque asiático se lo das, que si te gustan más mediterráneas también, que si las prefieres de “autor”, tu mismo, el poder está en ti. Anímate a elaborar tus propios embutidos y verás como vale la pena, no es necesario tener una picadora de carne ya que se lo puedes pedir a tu carnicero de confianza y para embutirlos prueba hacer un rollo con papel film y luego los sumerges en agua caliente para que se queden con la forma, el resto será solo para disfrutar y gozar con los tuyos ya que si estas recetas se comparten, saben mejor!

RECETA Nº 221 – CHORIZOS CASEROS

  • Raciones: 28 unidades de entre 8-10 cm de 100 gr cada uno aproximadamente
  • Dificultad: Media
  • Preparación: 150 minutos (+ 2 horas de espera)
  • Tiempo de cocción:
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Aperitivos
  • Familia: Embutidos
  • Sub Familia: Chorizos frescos
  • Cocción:

INGREDIENTES

  • 2,2 kg cabeza de lomo
  • 650 gr papada de cerdo fresca o adobada (para esta receta use adobada)
  • 5 dientes de ajo picados muy fino
  • 1 cs semillas de hinojo
  • 2 cc pimienta blanca molida
  • 2 cc mejorana
  • 2 cc alcaravea
  • 2 cc ají seco en hojuelas o molido (puedes usar otro picante)
  • 3 cc coriandro (semillas de cilantro)
  • 1 cc pimienta de Jamaica en grano
  • 2 cc fenogreco
  • 2 cc orégano seco
  • 2½ cs sal marina
  • 1 cs jengibre fresco rallado
  • 180 ml (¾ tz) vino blanco seco
  • 3 metros +- tripa de cerdo natural para embutir

PREPARACIÓN

1. Lo primero que haremos será tostar las semillas de hinojo en una sartén a fuego medio, sin aceite ymoviendo constantemente hasta que suelten su perfume y estén tostadas. Dejamos que enfríen y trituramos.

2. Seguidamente trituramos el resto de especias enteras con ayuda de un molinillo de café, licuadora o un mortero.

3. Mientras tanto dejamos la tripa en remojo en agua fría para ir lavándola.

4. Troceamos tanto nuestra carne de cerdo como la papada en dados de 1 ó 2 centímetros de grosor y las pasamos por la picadora de carne 2 veces por la cuchilla de 8 milímetros. Dejamos las carnes picadas en un bol muy grande para trabajarla con comodidad.

5. Añadimos al bol con la carne, los ajos, jengibre y todas las especias, amasamos bien para integrar todos los sabores y le iremos añadiendo el vino blanco de a pocos hasta integrar por completo todos los ingredientes. Cubrimos la mezcla con film y dejamos reposar en frío un par de horas.

6. Mientras tanto lavamos bien la tripa por fuera y por dentro pasándole agua del grifo por dentro, como si fuésemos a inflar un globo de agua. Una vez limpia la escurrimos bien y reservamos.

7. Procedemos a embutir nuestros chorizos para posteriormente atarlos con cuerda de carnicero o de bridar, dejándolos de un tamaño aproximado de unos 10 centímetros aproximadamente.

8. Podríamos cocinarlos ya, pero es mejor si esperamos hasta el día siguiente, también puedes separarlos en bolsas dosificadas y congelar lo que no vayas a usar en ese momento, así tienes para otras ocasiones.

chorizos caseros

chorizos caseroschorizos caseroschorizos caseroschorizos caseroschorizos caseroschorizos caseroschorizos caseroschorizos caseroschorizos caserosNOTAS

Estos chorizos puedes cocerlos, freírlos, hornearlos, asarlos, ahumarlos, a la parrilla… y comerlos como prefieras, son muy versátiles para la cocción y verdaderamente sabrosos, ideales para comidas grandes de domingo con familiares y amigos. Los chorizos ganan mucho sabor cuando dejas reposar más tiempo la carne bien sea cuando preparas la mezcla o si dejas los chorizos un par de días en frío antes de cocinarlos. Una buena opción para cocinarlos es cocerlos con cerveza tipo Lager y acompañarlos con cebollas fritas a fuego bajo, sirven de buena manera para prepararlos en tu barbacoa. Puedes usar todas las especias molidas pero, molerlas justo antes de hacer la mezcla con las carnes, le imprime mucho más complejidad de aromas a nuestros chorizos, al igual que usar la técnica de tostar las semillas de hinojo, así le aportamos muchísimo aroma y sabor, es que hasta aquí lo huelo, mmmm! Si no consigues las especias, siempre puedes recurrir a los clásicos chorizos parrilleros. Consigna penidente para este verano, preparar tus propios chorizos caseros y triunfar con tus invitados.