Alitas de pollo con sriracha y mielEstas Alitas de pollo con Sriracha y miel son una versión “asiática” en cuanto a sabores de las estadounidenses Buffalo wing Hot wings, en vez de usar salsa picante Louisiana que es lo que se usa en estos caso, la cambiamos por la tailandesa y polifacética salsa Sriracha, ingrediente fetiche que siempre tenemos en la recamara para casos como este. También usamos una variante de cocción a la tradicional fritura para hacer las alitas, esta vez las horneamos y sin añadir aceite, así reducimos considerablemente la ingesta de grasa, ni falta que le hace en este caso, claro que tu puedes optar por la técnica que te venga mejor, pero hacerlas en el horno no desmerece en nada el resultado. Este es un plato ideal como entremés para “picar” si tienes invitados, o par ver un partido acompañado de una cerveza fría, así entrarás en un bucle interminable de sabor entre un poco de picante y un poco de cerveza, de verdad, para nunca acabar, que sufrimiento! Una buena opción si entre los que se las van a comer hay polos opuestos en cuanto a resistencia de la cantidad de picante, es hace la receta con un picante moderado y añadir una refrescante salsa de yogur que rebajará mucho el picor, así no tendrás que hacer tandas de alitas con distinta intensidad de picante. Esta receta una vez hecha seguro que repites, vamos, no pierdas más tiempo.

RECETA Nº 194 – ALITAS DE POLLO CON SRIRACHA Y MIEL

  • Raciones: 2 personas (4 personas si es de aperitivo)
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 50 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Aves Aperitivos
  • Familia: Pollo
  • Sub Familia: Alas
  • Cocción: Horno

INGREDIENTES

  • 1,2 kg alas de pollo de corral
  • ¼ tz salsa Sriracha (depende del picante que quieras)*
  • ½ tz miel
  • ¼ tz salsa de soja ligera
  • 2 dientes de ajo picado muy fino
  • ½ cs jengibre fresco rallado
  • 2 cc sal
  • ¼ cc pimienta negra molida
  • 2 cs polvo de hornear
  • 1 cs vinagre de arroz o manzana
  • 1 cs aceite de sésamo
  • 1 cs semillas de sésamo blancas

PREPARACIÓN

1. Limpiamos las alas de pollo de posibles excesos de grasa o plumas y las cortamos en 3 partes, justo en las articulaciones, retiramos las puntas (podremos usarlas para hacer caldo) y reservamos en un bol las otras partes.

2. A las alitas le añadiremos, sal, pimienta, polvo de hornear y mezclamos bien hasta integrar.

3. Las ponemos sobre una placa y metemos al horno pre calentado a 240ºC durante 20-25 minutos por cada lado aproximadamente o hasta que estén doradas.

4. Mientras en un wok o sartén amplia y a fuego medio ponemos el ajo, jengibre, salsa Sriracha, salsa de soja, aceite de sésamo y miel, llevamos a hervir controlando que no se pegue moviendo constantemente, esperamos hasta que reduzca bien, más o menos en el tiempo que duran las alitas en dorarse.

5. Ahora sacamos las alas de pollo y las agregamos a nuestra salsa ya espesa y las mezclamos bien hasta embadurnar todo.

6. Añadimos las semillas se sésamo, removemos bien y servimos.

Alitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y miel

Alitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielAlitas de pollo con sriracha y mielNOTAS

*El grado de picante que uses dependerá de tu gusto, con 1/3 de taza de salsa Sriracha el picante es considerablemente intenso, no es para cualquier paladar, el punto ideal podría estar en ¼ taza, pero, si solo quieres un toque picante, añade solo 2 o 3 cucharadas soperas. Lo de cortar las alitas en 3 partes hace que sean más fácil para comer, recuerda que usamos un pollo de corral de calidad y por ende su tamaño es más grande de lo habitual, lo de desechar las puntas es opcional, yo normalmente las uso para hacer caldo, ya que contienen mucho colágeno, sabor y con unas pocas puntas de alas puede hacer una buena cantidad de caldo, además de que estéticamente me gustan menos. Si quieres aportarle un toque fresco al plato, añádele ajos tiernos picados a las alas una vez servidas, ganará en aspecto y tendrán es punto crujiente que le dará frescor.