El Dukkah es una mezcla mediterránea y Oriente Medio llena de fragantes especias, es de origen Egipcio y muy usada en todo el Oriente Medio. Su nombre en árabe quiere decir “golpear” o “machacar” ya que básicamente es la mezcla es de frutos y especias trituradas. Son diversas hierbas como la menta, lavanda, mejorana, tomillo, escaramujos o cilantro, unos frutos secos molidos, normalmente avellanas y pistachos, aunque la encontrarás con semillas de calabaza, almendras, piñones, nueces, pecanas o cacahuetes, además, se le suman especias naturales como el comino o comino negro, sésamo blanco o negro, semillas de cilantro, alcaravea, fenogreco, hinojo o anís, cayena seca en hojuelas o molido, pimienta negra o verde, canela, sal y en ocasiones pimentón. Todo esto claro que varía según la zona de Egipto o del que la elabora, como toda mezcla, cada uno tiene su secreto y su versión.

El Dukkah es una mezcla con textura propia, es usada como aperitivo, solo debes poner una cucharada de la mezcla en un plato o cuenco pequeño y cúbrelo con un buen chorro de Aceite de oliva virgen como con el Za´atar, para luego ponerte hasta el cuello de untar pan con esa mezcla, tengo que confesar que yo me pongo como un gorrino untando pan con Dukkah y aceite y es como más lo disfruto. También se usa para sazonar verduras frescas o aderezar piezas de cordero antes de asarlas, espolvoreado sobre el fattoush, un pan libanés, así también mezclado con pan rallado o harina para recubrir piezas de pollo para posteriormente freírlas, no solo quedan crujientes, también quedan con mucho sabor y pide repetir sin dudarlo, espolvorea un poco de Dukkah por encima de tu Hummus, de tus tortillas, huevos fritos, sopas o ensaladas y llévalos a otro nivel. En ocasiones la usamos para masas, galletas, panes o algunos postres,  si la endulzamos con miel, azúcar moreno, algún sirope o jarabe para bañar unos Pancakes, es simplemente sublime! Siempre podrás comprar esta mezcla hecha, pero ¿Por qué no hacer tu propia mezcla? Aquí te mostramos como la hacemos al estilo Gastronoming.

RECETA Nº 368 – DUKKAH

  • Raciones: 180 gr
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 5 minutos
  • Tiempo de cocción: 8 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Salsas y especias
  • Familia: Especias
  • Sub Familia: Rub
  • Cocción: Sartén 

INGREDIENTES

  • ½ tz (70 gr) avellanas (puedes sustituir por otro fruto seco mencionado arriba)
  • ¹/³ tz (40 gr) pistachos pelados
  • ¹/³ tz (40 gr) anacardos pelados (cajú)
  • 2 cs semillas de sésamo blancas
  • 2 cc semillas de cilantro
  • 1 cc semillas de comino
  • 1 cc tomillo seco
  • ½ cc semillas de hinojo
  • ¼ cc alcaravea
  • ¼ cc granos de pimienta negra
  • ½ cc sal marina

PREPARACIÓN

1. Ponemos en un molinillo eléctrico, licuadora o triturador de alimentos las almendras, anacardos, pistachos y 1 cucharada de semillas de sésamo, la otra la guardamos para añadirla enteras, trituramos muy poco, solo unos segundos y mejor si lo hacemos por tandas, lo suficiente para romperlos y dejarlos en trocitos pequeños, poco más pequeños que un guisante, no debe ser polvo, ni debe ser pasta, aunque algo de polvo te quedará, es normal. Ten cuidado, porque si te pasas, harás “mantequilla”. Sino, siempre puedes picarlas o machacarlas manualmente. Si quieres, también puedes tostar los frutos primero antes de triturarlos, como veas, ambas tienen sus pro y sus contras, pero da igual.

2. Añadimos esta mezcla a una sartén (sin aceite) a fuego medio y vamos moviendo constantemente para que no se quemen unos 7-8 minutos.

3. Mientras se tuesta nuestra primera mezcla, añadimos el resto de ingredientes, menos la sal, al molinillo y trituramos más que la mezcla anterior, pero tampoco la reduzcas a polvo del todo, recuerda que esta es una mezcla con textura.

4. Ahora añadimos esta otra mezcla a la sartén a fuego medio y tostamos unos 6-8 minutos más, siempre moviendo para que no se quemen, hasta que tu cocina se inunda del aroma que suelten.

5. Retiramos del fuego, esperamos que enfríe y mezclamos con la sal y con la otra cucharada de semillas de sésamo que habíamos reservado.

6. Guardamos en un envase preferiblemente hermético y servimos cuando quieras. Perdón, que yo me voy a untar pan con aceite y Dukkah.

 

NOTAS

Siéntete libre de usar las hierbas, especias y frutos secos que te hemos mencionado en la introducción, así como de usar estas, enteras o ya molidas para una versión más fácil y rápida, solo que debes saber que recién molidas siempre aportan un extra de fragancia. Juega con las mezclas que puedes hacer con todos estos ingredientes y crea tu propio Dukkah hasta que des con la receta que más te guste, será como un juego y verás que rica queda.

Si no encuentras algún ingrediente, solo debes ir a todoespecias.com y usar su práctico “buscador rápido” para encontrar lo que te falte o  si no, siempre puedes adquirirla hecha aquí!

Dukkah

Receta nº 368
Tiempo de preparación5 min
Active Time8 min
Tiempo total13 min
Plato: Salsas y especias
Cocina: Egipto, Mediterránea
Keyword: 5 especias, aderezo, aperitivo, dukkah, Egipto, frutos secos, Mediterráneo, mezcla
Yield: 180 gramos
Autor: Gastronoming

Equipment

  • Molinillo
  • ½

Materials

  • 70 gr avellanas
  • 40 gr pistachos pelados
  • 40 gr anacardos (cajú) pelados
  • 2 cs semillas de sésamo blancas
  • 2 cc semillas de cilantro
  • 1 cc semillas de comino
  • 1 cc tomillo seco
  • ½ cc semillas de hinojo
  • ¼ cc alcaravea
  • ¼ cc granos de pimienta negra
  • ½ cc sal marina

Elaboración paso a paso

  • Ponemos en un molinillo eléctrico, licuadora o triturador de alimentos las almendras, anacardos, pistachos y 1 cucharada de semillas de sésamo, la otra la guardamos para añadirla enteras, trituramos muy poco, solo unos segundos y mejor si lo hacemos por tandas, lo suficiente para romperlos y dejarlos en trocitos pequeños, poco más pequeños que un guisante, no debe ser polvo, ni debe ser pasta, aunque algo de polvo te quedará, es normal. Ten cuidado, porque si te pasas, harás “mantequilla”. Sino, siempre puedes picarlas o machacarlas manualmente. Si quieres, también puedes tostar los frutos primero antes de triturarlos, como veas, ambas tienen sus pro y sus contras, pero da igual.
  • Añadimos esta mezcla a una sartén (sin aceite) a fuego medio y vamos moviendo constantemente para que no se quemen unos 7-8 minutos.
  • Mientras se tuesta nuestra primera mezcla, añadimos el resto de ingredientes, menos la sal, al molinillo y trituramos más que la mezcla anterior, pero tampoco la reduzcas a polvo del todo, recuerda que esta es una mezcla con textura.
  • Ahora añadimos esta otra mezcla a la sartén a fuego medio y tostamos unos 6-8 minutos más, siempre moviendo para que no se quemen, hasta que tu cocina se inunda del aroma que suelten.
  • Retiramos del fuego, esperamos que enfríe y mezclamos con la sal y con la otra cucharada de semillas de sésamo que habíamos reservado.
  • Guardamos en un envase preferiblemente hermético y servimos cuando quieras. Perdón, que yo me voy a untar pan con aceite y Dukkah.

Notas

Siéntete libre de usar las hierbas, especias y frutos secos que te hemos mencionado en la introducción, así como de usar estas, enteras o ya molidas para una versión más fácil y rápida, solo que debes saber que recién molidas siempre aportan un extra de fragancia. Juega con las mezclas que puedes hacer con todos estos ingredientes y crea tu propio Dukkah hasta que des con la receta que más te guste, será como un juego y verás que rica queda.