Salsa TeriyakiUna salsa clásica de la cocina japonesa, básicamente, es un glaseado de salsa de soja, sake o mirin y azúcar o miel. La palabra Teriyaki deriva de las palabras Teri refiriéndose al brillo que otorga el azúcar y Yaki que se refiere a plancha o parrilla que es donde mayormente se hacen los platos con esta salsa. Tradicionalmente esta salsa se usa para sumergir alimentos o “bañar” y asar otros, es de las más reconocidas y consumidas, no es para menos, ya que sirve bien para usarla como Dip, para pescados, va bien con el salmón, atún, o pez mantequilla, mariscos, arroces, vegetales varios, carnes rojas o cerdo, aves, en fin, como ves, es una salsa multiusos. Aunque no es habitual en Japón hacerla con ajo y sésamo, a mi, me parece que le va muy bien, en cierta ocasiones también se le añade piña o almíbar de piña, porque no solo le aporta dulzor, sino que también le aporta bromelaína, enzima de la piña que ayuda a ablandar las carnes de menor calidad o con mucho “nervio”.

RECETA Nº 134 – SALSA TERIYAKI

  • Raciones: ½ litro
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 5 minutos
  • Cocción: 5 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Salsa
  • Familia: Salsa oriental
  • Sub Familia: Salsa japonesa
  • Cocción: Cazuela

INGREDIENTES

  • 1tz salsa de soja
  • ½ cs ajos triturados o picados muy fino
  • ½ cs de jengibre fresco triturado o picado muy fino
  • 4 cs mirin (o vinagre de manzana)
  • 5 cs azúcar de caña
  • 2 cs azúcar blanco
  • 1 cs miel
  • 2 cs aceite de sésamo
  • ½ tz de agua fría
  • 1 cs fécula de maíz (Maizena)

PREPARACIÓN

1. Diluímos la fécula de maíz en el agua fría y reservamos.

2. Calentamos en una cazuela el aceite de sésamo y sofreímos los ajos y jengibre triturado.

3. Inmediatamente echamos el resto de ingredientes menos la fécula de maíz y llevamos a hervor durante 2 minutos.

4. Añadimos la fécula diluida en el agua y hervimos otros 2 minutos.

5. Dejamos reposar y enfriar, una vez frío, guardamos en la nevera, la salsa dura hasta un mes aproximadamente.

Salsa TeriyakiSalsa Teriyaki

NOTAS

Esta salsa puedes guardarla en bolsas con cierre hermético e incluso congelarla para usarla cuando quieras. Si no encuentras mirin, puedes usar sake o vinagre de manzana. Si haces la salsa con jengibre y ajos picados, lo mekor es que cueles la salsa, yo acostumbro triturar 50% de ajos y 50% de jengibre y un poco de aceite vegetal y tener la asta ya preparada para ahorrar tiempo al cocina, lo mismo solo con ajos, metidos en envases herméticos y dura un par de meses, una maravilla. Está claro que esta salsa puedes comprarla, pero no hay comparación, además, siempre es más divertido hacerlo tu mismo, no?