RISOTTO DE BRESAOLA Y SCAMORZAHay veces que me pregunto, ¿Por qué escribir todas estas cosas, cuando hay gente que lo hace verdaderamente bien? Será por la imperiosa necesidad de querer transmitir las sensaciones que tuve cuando probé las recetas que escribo, cuando aprendo de vino o ingredientes nuevos? esas ganas de querer que otros sientan lo que tú cuando pruebas algo por primera vez y te gusta, o la emoción de descubrir un sabor nuevo, creo que este, es un motor lo suficientemente potente para impulsarme a escribir, aunque no sea de los buenos, recetas como esta son las que me hacen escribir!. En esta ocasión traemos un delicioso, aunque no muy conocido risotto con Scamorza e Bresaola, combinación sutil e impactante, un plato sencillo pero con la elegancia de los grandes, una vez más la cocina italiana nos sorprende y nos da una lección, que no hacen falta muchos ingredientes para hacer una gran plato, ya sabes, en la sencillez está el gusto, menos es más, bla bla bla! pero lo mejor de todo, es que en este caso es verdad. Si no encuentras la Bresaola puedes usar cecina de vaca, incluso jamón, pero vale la pena ir en busca de la Bresaola, le imprimirá mucha personalidad a tu risotto, sin duda esto, el tipo y sabor ahumado de la Scamorza son el alma de este plato y los detalles que marcan la diferencia entre un risotto común y uno muy especial, además, el regusto ahumado de la Scamorza, esa pelea que tendrás con los cientos de “hilos” de queso fundiéndose por doquier, ese no parar de enrollar el tenedor y no saber por donde dar el bocado, es un momento épico que te hará salivar a raudales si no lo está haciendo ya! grrrr, ¿Los pelos? Como escarpias!.

RECETA Nº 188 – RISOTTO CON SCAMORZA E BRESAOLA

  • Raciones: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 8 minutos
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Arroces y pastas
  • Familia: Arroz
  • Sub Familia: Carnaroli, Vialone nano o Arborio
  • Cocción: Sauté/cazuela

INGREDIENTES

  • 400 gr arroz Carnaroli, Vialone, nano, Arborio, Baldo…
  • 1 cebolla blanca pequeña o 2 chalotas picadas muy fino
  • 250 ml (1 vaso) de vino blanco seco
  • 1 l caldo de pollo, verduras o agua (caliente mejor)
  • 180 gr queso Scamorza affumicata (ahumado) cortado en dados pequeños
  • 100 gr Bresaola cortado en tiras finas no muy grandes (si no encuentras, usa cecina o jamón)
  • 60 gr queso Parmesano rallado +15 gr para servir
  • ¼ cc sal fina
  • 4 cs AOVE
  • 1 nuez (1 cs) mantequilla
  • Tomillo fresco (opcional)

PREPARACIÓN

1. En una olla o sauté calentamos el aceite de oliva a fuego medio y sofreímos unos minutos hasta que transparente.

2. Añadimos el arroz y perlamos un par de minutos moviéndolo, inmediatamente agregamos el vino blanco y dejamos evaporar el alcohol.

3. Una vez evaporado el alcohol, ahora agreguemos la mitad del caldo caliente y cocinaremos a fuego medio moviendo constantemente con suavidad para evitar romper el arroz, dejamos evaporar el caldo. Seguidamente añadiremos la otra mitad del caldo repitiendo el procedimiento anterior.

4. Una vez evaporado el caldo y con el arroz cocido al dente apagamos el fuego y añadimos la Bresaola, los dados de Scamorza, la nuez de mantequilla, la sal y el queso parmesano, removemos la mezcla suavemente hasta que el queso esté derretido y todo bien incorporado en la mezcla.

5. Servimos inmediatamente rociando más queso parmesano por encima y algunas hojitas de tomillo fresco son una buena opción.

Risotto con Scamorza y BresaolaRisotto con Scamorza y BresaolaRisotto con Scamorza y BresaolaRisotto con Scamorza y BresaolaRisotto con Scamorza y BresaolaRisotto con Scamorza y Bresaola

 

Risotto con Scamorza y BresaolaRisotto con Scamorza y BresaolaRISOTTO DE BRESAOLA Y SCAMORZANOTAS

Anda, haz un esfuerzo para conseguir los ingredientes, hoy en día no es tarea difícil, de todas formas, podrás usar un arroz de grano corto, sí, de esos que usas para hacer tus paellas, ese servirá. Y como ya comenté al comenzar el post ya sabes que hacer si no encuentras la Bresaola, con el queso poco podemos hacer para suplantarlo, más que nada por el sabor y textura, pero si no hay otro remedio, usa queso Provolone para la textura y algo de queso ahumado para el sabor, pero eso bajo tu responsabilidad, esta ya sería otra receta, luego no me vengas con que este risotto no tiene nada de especial, claro, si me cambias los ingredientes y luego ¿Qué yo tengo la culpa? Será la primera vez!