Espagueti AlfredoLa salsa “Alfredo” la inventó en 1908 en Roma Alfredo Di Lelio en la “trattoria” dirigida por su madre Angelina ubicada en Roma y la primera vez la hizo con fettuccine, debido a su preocupación por la falta de apetito de su esposa Inés, que estaba embarazada, es con fettuccine con lo que normalmente se come esta salsa, aunque puedes hacerla con la pasta larga que más te guste o tengas a mano. Al parecer, De Lelio usó como base la receta del Cacio e pepe o la receta conocida como Fettucine al burro (fettuccine a la mantequilla) hoy en día en Italia a este plato se le conoce así, o tal vez es el resultado de un híbrido de ambas, ya que en un principio los hacía solo con queso parmesano y mantequilla. Curiosamente, es en Estados Unidos donde se hace mundialmente famosa, la receta es llevada de Roma a California por unos clientes de Alfredo que quedaron maravillados con el plato en cuestión y es aquí donde se hacen muy popular los Fettuccine Alfredo y prolifera en las cartas de los restaurantes italo americanos desde donde el plato se internacionaliza, paradójicamente en Italia el plato no es muy popular. Años más tarde, en 1977, Di Lelio hijo abre un restaurente en honor a su padre llamado Alfredo´s en el centro de Manhattan, en el mismísimo Rockefeller Center para ampliar la leyenda de esta receta. La siguiente no es la receta original ya que la original no lleva queso crema, ni jamón cocido, pero se hizo para que quede más cremosa y sabrosa, ahora tu puedes añadirle champiñones, gambas, vieiras, pollo, o lo que te de la gana, solo tienes que probarla para ver lo sencilla que es de hacer y lo sabrosa que resulta, solo así entenderás el por qué de su popularidad.

RECETA Nº 197 – ESPAGUETI ALFREDO

  • Raciones: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 10 minutos
  • Tiempo de cocción: 20 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Arroces y pastas
  • Familia: Pasta
  • Sub Familia: Espagueti/Spaghetti
  • Cocción: Cazuela/olla

INGREDIENTES

  • 400 gr espagueti al huevo (puedes usar fettuccine, tonnarelli, bucattini, pappardelle, tagliollini…)
  • c/n agua para cocer la pasta
  • 2 cs sal marina
  • 250 gr jamón cocido cortado en dados o tiras gruesas (opcional)
  • 40 gr mantequilla
  • 1 cs aceite de oliva
  • 2 dientes de ajo picados muy fino
  • 80 gr queso crema (opcional)
  • 80 gr queso parmesano rallado + 20 gr para servir
  • 500 ml nata líquida para cocinar entre 18 y 24% grasa
  • 1 cp orégano seco
  • ½ cp hojas de tomillo fresco + 4 ramitas para decorar
  • 1 pzc nuez moscada rallada
  • 1 pzc pimienta negra recién molida
  • ½ cc sal fina

PREPARACIÓN

1. En una cazuela ponemos el agua a hervir con la sal marina y cuando rompa el hervor ponemos a cocer la pasta según las indicaciones del fabricante hasta que esté al dente. Reservamos.

2. Mientras, en la cazuela donde hemos cocido la pasta y a fuego medio ponemos la mantequilla y el aceite de oliva para evitar que se queme y esperamos hasta que se derrita. Freímos los ajos picados hasta dorar.

3. Añadimos el jamón cocido y doramos, seguidamente agregamos la nata líquida, orégano, tomillo, sal, pimienta, nuez moscada, queso crema y llevamos a hervir unos 8 minutos despacio, disolver el queso crema en su totalidad dando vueltas suavemente y hasta que la salsa reduzca un poco y espese.

4. Cuando la salsa haya espesado añadiremos el queso parmesano rallado, aún espesará algo más la salsa y la dejará cremosa, añadir la pasta, dar vueltas hasta incorporar bien la salsa y quedará lista para servir. Rociar más queso Parmesano por encima, decorar con una ramita de tomillo fresco y acompañar con pan al ajo y orégano, para hacerle un monumento.

Espagueti AlfredoEspagueti AlfredoEspagueti AlfredoEspagueti Alfredo

Espagueti AlfredoEspagueti AlfredoNOTAS

Esta receta puedes usarla como una opción de reciclaje, usa como base la mantequilla, nata y queso parmesano y luego puedes hacerla con lo que dispongas, como ya dijimos, pollo, marisco, verduras, etcétera. También puedes hacer una lasaña Alfredo o una pizza ¿Por qué no? esta salsa es muy funcional y sirve tanto para relleno, gratinar o para bañar tu pasta favorita, ya lo sabes, los límites los pones tú, recuerda que no solo hay una manera de ejecutar bien una receta.