Este tipo de arroz pilaf marroquí como muchas otras recetas de la región, son compartidas entre los recetarios de los países colindantes, hay variantes y muchas similitudes entre los países vecinos, pero este en particular llama más la atención por la complejidad de sus ingredientes. En este Arroz marroquí con frutos secos encontraremos como no, una buena variedad de especias, que aunque sea variada, más de lo normal que en otras culturas, esta es sutil, no en cuanto a la cantidad de estas, sino, en la cantidad de cada una de ellas, cosa poco habitual en las recetas de la zona. Su perfecto ensamblaje con otros ingredientes como los frutos secos, con esas pasas, las nueces o los dátiles, además, otro poco de aquí y de allá, la naranja y la canela, los ajos y la cebolla, todo esto hacen de este arroz un acompañamiento perfecto para casi cualquier tipo de comida, un arroz muy completo de sabor por si solo, pero un gran compañero para platos concretos como las Kofta curryChuletas de corderoo un Shawarmapero si quieres usar los sabores del arroz para resaltar platos más simples o en tus cenas festivas, puedes hacerlo que no te defraudará.

El arroz que usamos en esta receta es un arroz basmati blanco, el nombre “basmati” viene del hindi y quiere decir “reina de las fragancias”, es de grano fino y largo, este contiene poca humedad, gran cantidad de almidón y de por si es muy perfumado, de ahí el nombre. Es ideal para mezclar con frutos secos o frutas, mezclas típicas de la India, Oriente Medio y norte de África. La receta tal cual es una buena opción vegetariana, pero si que lo sea te da igual, podrás crear un plato completo si le añades a la preparación unos trozos de pollo o cordero, listo, “platazo” señores, toda una juerga de sabores en el paladar ¿Para qué quieres más?

RECETA Nº 370 – ARROZ MARROQUÍ CON FRUTOS SECOS

  • Raciones: 6 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 15 minutos 
  • Tiempo de cocción: 25 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Arroces y pastas
  • Familia: Arroz
  • Sub Familia: Arroz Basmati
  • Cocción: Cazuela

INGREDIENTES

  • 500 gr arroz basmati bien lavado
  • 700 ml caldo vegetal o agua
  • 1 naranja (zumo)
  • 1 cc salsa Harissa (opcional)
  • 6 (130 g) dátiles grandes sin pepas picados
  • ¼ tz (50 g) pasas sultanas 
  • 3 cs (50 g) almendras picadas grueso
  • 2 cs (25 g) pistachos sin cáscara cortados a la mitad
  • 1 cebolla pequeña picada muy fino
  • 3 dientes de ajo picados
  • ½ cc comino molido
  • 2 hojas de laurel
  • 1 rama de canela
  • 12 granos de Pimienta de Jamaica
  • 2 clavos de olor
  • 14 (¼ cs) semillas de cardamomo verde
  • 1½ cc sal fina
  • 1 pzc pimienta negra
  • 1 pzc azafrán
  • 4 cs Aceite de oliva o 30 g Mantequilla
  • 2 cs perejil picado + ½ cs para decorar

PREPARACIÓN

1. En primer lugar, en una sartén pequeña, vamos a tostar los clavos, las semillas de cardamomo y los granos de pimienta de Jamaica a fuego medio, este paso no es esencial, pero si recomendado para perfumar más el arroz. Una vez tostados, trituramos y reservamos.

2. En una cazuela u olla a fuego medio, colocamos el aceite de oliva y doramos la cebolla y los ajos picados hasta que “suden” unos 2 o 3 minutos. Agregamos la salsa Harissa, removemos.

3. Ahora mira bien, añadimos el comino, la mezcla de pimientas de Jamaica, cardamomo y clavos, la canela en rama, laurel, pimienta negra y por último el arroz, removemos constantemente hasta que “perlemos” el arroz, cuidado se te pega la mezcla, esto solo durará otros 2 o 3 minutos.

4. Hecho esto, agregamos el caldo o agua y el zumo de naranja, el azafrán y la sal. Subimos el fuego y esperamos a que empiece a hervir y lo dejamos así unos 5 minutos.

5. Bajamos el fuego a bajo, tapamos y dejamos cocinar 15 minutos.

6. Apagamos el fuego, añadimos los dátiles, pasas, almendras, pistachos y el perejil picado, removemos con un tenedor para que “esponje” y lo volvemos a tapar y que repose unos 20 minutos. Rociamos algo más de perejil fresco picado por encima. Ten cuidado de servir la rama de canela y las hojas de laurel, a comer y a disfrutar!

NOTAS

Una buena recomendación para esta preparación, como con otros arroces, es casi obligatorio dejarlos reposar antes de comer, unos 15 o 20 minutos de reposo le harán un favor para que tu arroz se “esponje” y gane sabores. Si el arroz se te queda algo pegado, no te preocupes, es normal en este tipo de arroz debido a la gran cantidad de almidón que contiene, eso es que no lo lavaste bien. Si esto no te gusta, debes lavar bien el arroz con agua fría antes de cocinarlo, cambia el agua del lavado hasta que quede transparente, a medida que lo vayas lavando, verás como el agua va cambiando de color, va de visualmente de turbia blanquecina a traslúcida, eso es debido al almidón que vamos quitando.

Otro dato, usa unos orejones de albaricoque picados y dale más color y sabor a esta maravillosa preparación. Agradecemos a nuestros proveedores oficiales por su excelente servicio, gracias a que los productos llegaron a tiempo y en perfecto estado para hacer esta receta, en este caso a Salaberri Natural por los frutos secos y otros ingredientes a granel, pero siempre de primera calidad y como no a todoespecias.com por las especias naturales, con productos así, ¿Cómo no van a salir las buenas las recetas?

Arroz marroquí con frutos secos

Receta nº 370
Tiempo de preparación15 min
Active Time25 min
Tiempo total40 min
Plato: Arroces y pastas
Cocina: África, Marruecos, Oriente Medio
Keyword: arroz, basmati, dátiles, frutos secos, marroquí, pasas, pistachos, vegetariano, veggie
Yield: 6 personas
Autor: Gastronoming

Equipment

  • Cazuela

Materials

  • 500 g arroz basmati bien lavado
  • 700 ml caldo vegetal o agua
  • 1 naranja (zumo)
  • 1 cc salsa Harissa  (opcional)
  • 130 g dátiles grandes sin pepas picados
  • 50 g pasas sultanas
  • 50 g almendras picadas grueso
  • 25 g pistachos sin cáscara cortados a la mitad
  • 1 cebolla pequeña picada muy fino
  • 3 dientes dientes de ajo picados
  • ½ cc comino molido
  • 2 hojas de laurel
  • 1 rama de canela
  • 12 granos de pimienta de Jamaica
  • 2 clavos de olor
  • 14 semillas de cardamomo verde
  • cc sal fina
  • 1 pzc pimienta negra
  • 1 pzc azafrán
  • 4 cs Aceite de oliva o 30 g Mantequilla
  • 2 cs perejil picado + ½ cs para decorar

Elaboración paso a paso

  • En primer lugar, en una sartén pequeña, vamos a tostar los clavos, las semillas de cardamomo y los granos de pimienta de Jamaica a fuego medio, este paso no es esencial, pero si recomendado para perfumar más el arroz. Una vez tostados, trituramos y reservamos.
  • En una cazuela u olla a fuego medio, colocamos el aceite de oliva y doramos la cebolla y los ajos picados hasta que “suden” unos 2 o 3 minutos. Agregamos la salsa Harissa, removemos.
  • Ahora mira bien, añadimos el comino, la mezcla de pimientas de Jamaica, cardamomo y clavos, la canela en rama, laurel, pimienta negra y por último el arroz, removemos constantemente hasta que “perlemos” el arroz, cuidado se te pega la mezcla, esto solo durará otros 2 o 3 minutos.
  • Hecho esto, agregamos el caldo o agua y el zumo de naranja, el azafrán y la sal. Subimos el fuego y esperamos a que empiece a hervir y lo dejamos así unos 5 minutos.
  • Bajamos el fuego a bajo, tapamos y dejamos cocinar 15 minutos.
  • Apagamos el fuego, añadimos los dátiles, pasas, almendras, pistachos y el perejil picado, removemos con un tenedor para que “esponje” y lo volvemos a tapar y que repose unos 20 minutos. Rociamos algo más de perejil fresco picado por encima. Ten cuidado de servir la rama de canela y las hojas de laurel, a comer y a disfrutar!

Notas

Una buena recomendación para esta preparación, como con otros arroces, es casi obligatorio dejarlos reposar antes de comer, unos 15 o 20 minutos de reposo le harán un favor para que tu arroz se “esponje” y gane sabores. Si el arroz se te queda algo pegado, no te preocupes, es normal en este tipo de arroz debido a la gran cantidad de almidón que contiene, eso es que no lo lavaste bien. Si esto no te gusta, debes lavar bien el arroz con agua fría antes de cocinarlo, cambia el agua del lavado hasta que quede transparente, a medida que lo vayas lavando, verás como el agua va cambiando de color, va de visualmente de turbia blanquecina a traslúcida, eso es debido al almidón que vamos quitando.
Otro dato, usa unos orejones de albaricoque picados y dale más color y sabor a esta maravillosa preparación.