risotto de gambas y tomates semi secosUn risotto es algo más que una mezcla de platos de arroz y pasta, una receta que bien puede usar como primer plato o como plato de fondo, no es la primera vez que hacemos risotto en Gastronoming, pero quizás este Risotto de gambas y tomates semi secos sea de lo mejor relación cantidad de ingredientes – sabor, es una verdadera maravilla como podemos obtener tanto sabor con tan pocos ingredientes, un plato elegante, untuoso y lleno de sabor como hemos dicho. Esta misma receta puede usarla para hacerla con vieiras, mejillones o algún otro molusco, también puedes usarlo como acompañamiento de alguna carne o pescado, con gambas o no, los tomates semi secos o semi deshidratados en aceite de oliva que usamos para esta receta nos darán un arroz muy perfumado y con un intenso sabor que no te dejará indeferente, eso te lo aseguro, otra cosa que podemos asegurar, es que esta no será la ultima receta de risotto que haremos, un plato tan icónico como este se merece cientos de recetas variadas, larga vida al risotto.

RECETA Nº 218 – RISOTTO DE GAMBAS Y TOMATES SEMI SECOS

  • Raciones: 4 personas
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 8 minutos
  • Tiempo de cocción: 25-30 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Arroces y pastas
  • Familia: Arroz
  • Sub Familia: Carnaroli, Vialone, Nano, Baldo o Arborio
  • Cocción: Sauté/cazuela

INGREDIENTES

  • 700 gr colas de gambas frescas peladas y limpias (1,2 kg gambas enteras)
  • 400 gr arroz tipo Carnaroli, Vialone, Nano, Baldo o Arborio
  • 1 cebolla blanca picada muy fino
  • 4 dientes de ajo picados muy fino
  • 180 gr tomates semi secos en aceite de oliva
  • 5 cs aceite de los tomates
  • 80 gr queso parmesano rallado no muy fino + 20 gr para servir (opcional)
  • 180 ml (¾ tz) vino blanco seco
  • 1 l caldo de verduras o agua
  • 1 cc sal
  • 1 pzc pimienta negra recién molida
  • 5 ramitas (1 cs) de tomillo fresco + otras 4 para decorar (opcional)

PREPARACIÓN

1. En una sauté a fuego medio vamos a freír la cebolla y los ajos picados en 4 cucharadas de aceite que viene con los tomates hasta que blanqueen bien.

2. Añadimos los tomates semi secos picados y deshojamos el tomillo rociando por encima, sofreimos bien y seguidamente agregamos el vino blanco y cocinamos hasta que se evapore y se haga casi una pasta.

3. Vertemos a nuestra mezcla el arroz y sofreimos 1 minuto, ahora vamos a agregar el caldo o agua en 3 tiempos y en partes iguales, recuerda que el caldo debe estar caliente, agregamos una primera parte del caldo y dejamos a que rompa el hervor y luego con mucho cuidado, suavemente y con movimientos envolventes hacia adentro vamos moviendo hasta que evapore el caldo.

4. Agregamos una segunda parte del caldo y repetimos la operación anterior.

5. Vertemos la ultima parte del caldo e inmediatamente después añadimos las colas de gambas y salpimentamos.

6. Antes de que se seque, unos 2-3 minutos antes de retirar el arroz del fuego, añadimos el queso parmesano e incorporamos suavemente al arroz y veremos como se vuelve cremoso.

7. Añadimos una nuez de mantequilla o una cucharada sopera más de aceite que viene con los tomates, removemos, apagamos el fuego y dejamos reposar unos minutos antes de servir. Opcionalmente vamos a rociar más queso parmesano por encima de cada plato y añadimos una ramita de tomillo fresco a cada plato. Buon appetito.

risotto de gambas y tomates semi secos

risotto de gambas y tomates semi secosrisotto de gambas y tomates semi secosrisotto de gambas y tomates semi secosrisotto de gambas y tomates semi secosrisotto de gambas y tomates semi secosrisotto de gambas y tomates semi secosrisotto de gambas y tomates semi secosNOTAS

Un ingrediente que puede servir muy bien para esta receta es el azafrán, añadirlo justo antes de los tomates semi secos, dorándolo un poquito y con cuidado que no se queme, además de su increíble sabor, le aportará mucho color al plato. En cuanto a hierbas tanto frescas como secas podrías probar usar orégano, albahaca, perejil rizado o laurel y ni que decir de los quesos, en esta receta partimos de una receta más bien tradicional, pero ya sabes que lo bueno de la cocina es improvisar o adaptarte a lo que tienes o lo que te gusta, así que prueba con mozzarella, scamorza, provolone… si quieres algo más de carácter usa el maravilloso gorgonzola, o usa los duros grana padano, pecorino, todo esto en italianos claro, a partir de aquí el trabajo es tuyo, decide y actúa, pero sobre todo disfruta.