Aprovechando las temporadas para obtener mejores productos, en esta ocasión nos atrevemos con una Mermelada de tomate que se sale del cuadro, una verdadera maravilla, no solo por el resultado en sí, si no por el juego que nos da para combinarla con otros alimentos o para la preparación de estos, quiero decir, a veces uso esta mermelada para preparar albóndigas estofadas, salsa de tomates para pastas  y lasaña, en la receta del Ketchup caseroy en cuanto a la combinación con otros alimentos me refiero a no solo comerla como una mermelada tradicional, en las tostadas ya sabes, sino el poder combinarla con una variada tabla de quesos, para hacer vinagretas de curiosas ensaladas, en postres, acompañando pavo, pato o alguna carne de caza, sin lugar a dudas esta receta da mucho para alegrar nuestra cocina, por esto y porque en casa se acaba a la velocidad del rayo la receta es para una buena cantidad, créeme, si te animas a hacer esta cantidad verás como se evapora poco a poco sin dejar que se estropee. Una receta sencilla, natural, sin conservantes artificiales que alegrará tus desayunos y el resto de tus comidas, no te arrepentirás de hacerla una y otra vez.

RECETA Nº 269 – MEMELADA DE TOMATE

  • Raciones: 1,5 kg aproximadamente
  • Dificultad: Fácil
  • Preparación: 10 minutos
  • Cocción: 70 minutos
  • Coste: Bajo
  • Tipo: Dulces
  • Familia: Mermeladas
  • Sub Familia: Fruta
  • Cocción: Cazuela/Olla

INGREDIENTES

  • 1,3 kg de tomates roma o pera muy maduros
  • 800 gr azúcar moreno
  • ½ cc jengibre en polvo
  • ½ cp canela en polvo
  • 3-4 clavos
  • 1 pzc chile seco en polvo
  • 1 cs vinagre de manzana

PREPARACIÓN

1. Lo primero que debemos hacer es hacer una cruz con un cuchillo en la base de cada tomate y escaldarlos en agua hirviendo durante unos 30-40 segundos y seguidamente sumergirlos en un bol con mucha agua fría y hielos. Los pelamos y reservamos.

2. Cortamos los tomates en trozos (aquí si queremos, podemos despepitarlos) y los colocamos en una olla con el resto de ingredientes y ponemos a fuego medio.

3. Lo siguiente es simple, cuando empiece a hervir, bajamos el fuego a bajo y esperamos que reduzca hasta que tenga la textura de mermelada, que puede ser a partir de los 40 minutos o podrías esperar hasta una media hora más si quieres sabores más concentrados.

4. Deja enfríar por completo y embotamos en envase hermético y si queremos podemos pasteurizar los envases y luego poner a hervir con la mermelada, en mi caso no es necesario porque no dura mucho como ya lo comenté. Guardar en frío al menos un día antes de usar.

NOTAS

Para hacer esta mermelada con un toque diferente y especial puedes añadir unos pétalos de rosa o agua de azahar y le darás muy buena fragancia además de un toque exótico. Poco más que agregar, medir la cantidad de azúcar según tus necesidades es un punto a favor, asó como ir probando las cantidades si quieres hacer menos mermelada, yo probaría con la mitad de ingredientes o un tercio según sea, pero luego no me digas que te advertí que se acaba rápido! También puedes hacer esta receta en la Thermomix, pero si quieres ampliar tu mundo de ideas de recetas para la Thermomix puedes hacer en recetasthermo.net y te sorprenderá todo lo que puedes hacer con un solo aparato, todo un mundo nuevo de recetas.